• El camino de la profesionalización en la empresa familiar

    Pacheco - continuidad

    Para que una empresa familiar se desarrolle debe adoptar durante su crecimiento buenas prácticas que la lleven a su profesionalización. Por ejemplo, tener la propiedad de la empresa, o ser miembro de la familia propietaria, no concede automáticamente las credenciales para desempeñar exitosamente un cargo en la organización. Por eso, hay que tener políticas para la asimilación del talento a la compañía.

    Este es parte del análisis que el profesor del PAD Juan Carlos Pacheco, Ph.D., realizó en la sesión de continuidad “Desarrollo y Profesionalización de las Empresas Familiares”, ofrecida reciente a la comunidad PAD Alumni.

    Para enmarcar la ponencia, inició la misma detallando las características de las empresas familiares e indicó también los errores más frecuentes que suelen cometer este tipo de organizaciones.

    Al incluir a varios miembros de una familia que poseen la mayoría de acciones con derecho a voto y por lo tanto con acceso al gobierno y dirección de la misma, destacó que se puede llegar a confundir la capacidad profesional con la propiedad así como también se confunde el gobierno con la dirección. Y es que los propietarios que ejercen estos cargos suelen mantenerse de manera indefinida quebrando las reglas que son propias de cualquier negocio como no brindar información clara, no establecer reglas de remuneración ni políticas de dividendos ya que consideran que por ser de la familia se pueden determinar los salarios o utilidades de acuerdo a la necesidad del familiar y no de acuerdo al cargo ejercido.

    El académico luego explicó que en estos negocios muchas veces las capacidades y la propiedad las determina el apellido, pero en realidad uno no nace con el conocimiento técnico. Hay que prepararse para los diversos retos, uno debe aprender a ser accionista, miembro de un consejo, debe aprender a ser directivo o del cualquier cargo que asuma y hay que entender también que con los años las capacidades de la persona disminuyen.

    Señaló además que la preparación también debe incluir la sucesión en la propiedad y en los cargos, hay que insertar a las nuevas generaciones preparando la estructura para que ingresen los que realmente se han preparado para suceder. Pero, como indicó el ponente, una de las decisiones más difíciles de tomar para los directores de las empresas familiares, es dejar el cargo en otras manos bien sea de parientes o de alguien fuera del ambiente familiar. Esto es profesionalizar la empresa, trayendo talento directivo ya desarrollado o trayendo talento directivo joven y desarrollarlo dentro de la organización observando que en cualquiera de los casos, se necesitará tener una estructura profesional y las reglas claras y realistas.

    En resumen, las empresas familiares deben reglamentarse al igual que cualquier negocio, añadirle un protocolo familiar y hacer los cambios a una profesionalización en el momento oportuno.

    Acerca de las sesiones de continuidad

    Las sesiones de continuidad son parte de la formación que el PAD ofrece a los miembros de su comunidad Alumni, enlas cuales destacados expositores brindan charlas magistrales a los egresados de la Escuela.

    31/01/2016 – Redacción PAD

Volver

Testimonios

Antes de iniciar el MEDEX, tenía el concepto de que el Máster me brindaría conocimientos y experiencias en Dirección de Empresas; sin embargo, el MEDEX […]

Ricardo Arbulú Soto Gerente General MEDEX 2004-2006