El Lado Femenino del Poder

El lado femenino del poder
Por Ricardo Sánchez Serra / Publicado en el diario LA RAZÓN, el 16 de setiembre de 2015

En este mundo competitivo las mujeres deben tener las mismas oportunidades laborales que los hombres y superar prejuicios o creencias antiguas.

Para asumir puestos de trabajo aún se prefiere hombres y se piensa que las mujeres son una “carga” si tiene hijos pequeños o si está o va a estar en estado de gestación, lo que complica en las decisiones para elegirlas en el empleo. Incluso no hay muchas damas en el top de las organizaciones. Hay mucha desigualdad.

Para explicar con más detalle este tema, llegó a Lima la experta argentina Patricia Debeljuh, coautora del libro “El Lado Femenino del Poder”, quien expresó que el 20% de las empresas más grandes del mundo no cuentan con mujeres en sus consejos, no se aprecia al máximo su talento y potencial y que Latinoamérica es la región más inequitativa del planeta, en el que solo el 12.7% hay participación femenina en los directorios y solo el 13% de éstas son presididas por una mujer. Además, señaló que en varios lugares del mundo “ellas alcanzan mejores niveles de formación que los hombres”. “En el Perú solo el 6.3% de los consejos empresariales están ocupados por mujeres”, dijo.

Al presentar su libro en el PAD de la Universidad de Piura, Debeljuh enumeró los peros de los hombres, estereotipos, como aversión al riesgo, o cómo negociar con mujeres, porque existe la costumbre que muchas de las negociaciones se hacen en las canchas de golf, en el sauna… También bloquea el acceso al directorio el “francés” que se utiliza en el vocabulario, los chistes “rojos”, auténticas e insulsas barreras.
Algunos gobiernos han impuesto o sugerido cuotas, un porcentaje, para que las mujeres accedan a puestos importantes, pero ello genera polémica. “Es considerado una imposición que va en contra de los méritos de la mujer”, explica Debeljuh, quien señala que esa disposición es de fácil aplicación, pero no asegura la calidad, puede generar injusticias hacia los varones y la imposición en 18 países, la mayoría europeos, no muestran resultados contundentes.

Mencionó que entre los retos está que se consideren el talento y los méritos, desarrollar las condiciones necesarias para que la mujer llegue a mejores posiciones, convencer a las empresas para cambiar la cultura empresarial y se necesitan varones con mentalidad abierta dispuestos a crear las condiciones y se conozcan las competencias de la mujer.

La experta menciona en su libro una realidad innegable: “Cada vez es más común observar un cambio de las competencias tradicionalmente identificadas como masculinas (mando, jerarquía, autoridad) hacia las femeninas (consenso, empatía, comunicación) a la hora de ejercer el poder, y esto tiene que ver precisamente con la impronta que las mujeres van contagiando”.

Hay una frase muy puntual del papa Francisco que grafica muy bien su talento: “Un mundo donde las mujeres son marginadas es un mundo estéril porque las mujeres no solo llevan la vida, sino que nos transmiten la capacidad de ver más allá, de entender el mundo con ojos distintos, de escuchar las cosas con un corazón más creativo, más paciente, más tierno”.

Hay tanto que mencionar, pero se acabó la tinta de mi pluma.

Twitter: @sanchezserra

Volver

Testimonios

“…creo haber tomado una de las mejores decisiones de mi vida, no solamente por los conocimientos que la maestría me ha brindado, sino también por […]

Mario Giuffra Monteverde Gerente General MEDEX 2001-2003