• Cómo aprovechar el potencial del Silicon Valley desde Latinoamérica

    Casillas

    Conocido como la capital de la tecnología, el Silicon Valley o Valle del Silicio, ha brindado emblemáticas oportunidades de éxito empresarial a numerosos emprendedores. En la lista de estos casos se puede contar a Google, Skype, Waze, entre otros. Sin embargo, las oportunidades para aprovechar el potencial de esta mítica región no están limitadas solo a los grandes empresarios o a los genios de la informática.

    Miguel Angel Casillas, director ejecutivo de SV Links, considera que los latinoamericanos podemos acercarnos al Silicon Valley y sacar mucho provecho de ello. Aquí se pueden incluir empresarios e inversionistas de todo tamaño, no solo grandes, así como también tienen cabida los emprendedores con algún proyecto prometedor. Y no solo se tienen en cuenta proyectos de informática, sino también de otras áreas de innovación, como la de salud o a la industria automotriz, explica el experto.

    Estas apreciaciones fueron brindadas por Casillas hoy martes durante una charla que ofreció a la comunidad Alumni del PAD – Escuela de Dirección.

    En el Silicon Valley se concentra no solo una alta cantidad de talento, sino de inversiones, explicó Miguel Angel Casillas, cuya empresa, SV Links, se dedica a llevar grupos de empresarios y emprendedores de Latinoamérica y acercarlos a contactos de negocios en esa región de California.

    Los resultados del acercamiento de Latinoamérica al Silicon Valley son bastante provechosos. Normalmente –explica Casillas- el dinero de los emprendimientos retorna a los inversionistas de dos maneras: ya sea a través de la salida a bolsa (lo cual es menos frecuente) o mediante la venta de la empresa. Finalmente, los emprendedores de otros países retornan el dinero a sus países, pues es ahí donde mantienen aún sus raíces y contactos, explica.

    Cifras del valle

    Según explica el director de SV Links, cada año llegan al Silicon Valley 20 mil emprendedores, de los cuales el 53% proviene de fuera de los EE.UU. Antes que evaluar los proyectos, los inversionistas –relata Casillas- analizan a la persona. Es paradójico, según el experto, que siendo más cálidos en el trato personal en nuestra región, no confiamos tanto en proyectos que dependen de las personas, sino que nos sentimos más cómodos con inversiones tangibles, como bienes raíces, por ejemplo. En cambio, la dinámica en el Silicon Valley promueve que la confianza se encuentre más sobre las personas que sobre los bienes tangibles.

    De los 20 mil emprendimientos que buscan financiamiento cada año en el valle californiano, solo 320 reciben finalmente dinero de una firma de capitales de riesgo. Además –anota Casillas- hay que considerar que de cada 10 emprendimientos nueve fallan. Muchos podrían encontrar esta cifra desalentadora, pero el ejecutivo de SV Links precisa que ese 10% de proyectos con éxito rotundo deja ganancias suficientes para compensar las otras pérdidas, además de contribuir con el bienestar de muchas personas involucradas.

    Otra cifra compartida por Casillas es que el 28% de las startups del Silicon Valley son de la India y el 13% de China. Menos del 1% provienen de Latinoamérica.

    Diferencias de regiones

    Miguel Angel Casillas afirma que el talento está diseminado por todo el mundo, pero que en el Silicon Valley los emprendedores tienen deseos de conquistar el mundo. Analiza que en Latinoamérica –y en otras partes- muchas veces al lograr un poco de éxito local uno se queda en una zona de confort y se baja el ritmo de trabajo. Como comparación Casillas menciona el caso del creador de la firma IT Magnet Systems, quien vendió su anterior empresa por US$ 8.500 millones. Evidentemente esa persona ya no trabaja por dinero, sino por la pasión de desarrollar los proyectos, reflexiona el director de SV Links.

    En cuanto a la facilidad con la que un emprendedor puede acceder a un financista, Casillas también anota diferencias entre Latinoamérica y el Silicon Valley. En nuestra región hay barreras de diversos tipos, comenzando por una barrera mental, ya que resulta poco probable que un emprendedor toque la puerta y sea recibido por un inversionista. En el Silicon Valley la forma de trabajo es diferente –describe el director de SV Links, afirmando que es muy común ver reunidos en un café a un emprendedor y un inversionista discutiendo acerca de sus proyectos.

    Al mostrar un mapa de los vínculos del Silicon Valley con el mundo se nota un gran vacío en Latinoamérica. Casillas explica que no es que no haya actividad bilateral en absoluto, pues varias empresas del Silicon Valley trabajan con diversos países de Latinoamérica como Costa Rica o Argentina. Sin embargo, en términos generales, ese vacío en el mapa refleja que no nos tienen en el radar. Así que –afirma el experto- los inversionistas no van a venir de momento por acá. Lo harán cuando vean que cada año hay 100 grupos de peruanos que visitan el Silicon Valley y se animen a ver qué es lo que sucede en la región. De momento, él recomienda acercarse al valle tecnológico. Pero eso no significa solamente tener que estar allá. Una de las formas de participación del auge del Silicon Valley es a través de la inversión. Casillas explica que los inversionistas reunidos podrían financiar en conjunto determinados proyectos para que vayan a abrirse mercado en los EE.UU.

    Miguel Casillas recordó los casos de Skype y de Waze, que al salir de sus países (Estonia e Israel, respectivamente), lograron un impulso empresarial increíble posicionándose como las grandes empresas que son hoy en día. Waze fue vendida por US$ 1.100 millones, mientras que Skpe por US$ 4.000 (a eBay) y posteriormente en US$ 8.000 (a Microsoft).

    29/03/2016 – Redacción PAD

Volver

Testimonios

“El PMV sobrepasó mis expectativas. Estuvo muy bien enfocado y me permitió recomponer el modelo del negocio. Trabajo en el sector de consumo masivo, una […]

Carlos Izquierdo Gerente PDE – Marketing 2011