La verdad de la milanesa

    Rafael Zavala - destacada Rafael Zavala
    Director de Relaciones Institucionales del PAD
    Publicado en Lucidez.pe el 4 de marzo de 2017

    Dos ciegos tocan un elefante, uno la cola y dice que es una serpiente, el otro la pata y dice que es una columna. ¿Ambos tienen razón?. ¿El que uno sea tolerante implica renunciar a la verdad?

    Muchas veces somos incapaces de llamar a las cosas por su nombre por miedo a no ser políticamente correctos. Para muestra un botón. Si dijera por el Facebook que ahora soy mujer, muchos me dirían que ok, está bien, es mi decisión. Pero si dijera que soy rubia y que tengo 15 años seguramente todos me dirían que estoy equivocado ¿o no?. La verdad no depende de lo que piensen líderes de opinión, ni de la seguridad con que lo digan, depende de la realidad, y las afirmaciones sobre ésta, son verdaderas o falsas. Una “media verdad” es una mentira. Una cosa no puede ser y no ser al mismo tiempo y bajo el mismo aspecto.

    Pues bien, hoy se habla mucho sobre la inclusión de la ideología de género en la currícula escolar. Quisiera colaborar con este artículo, escrito con carácter estrictamente personal. Y porsiacaso, no voy a ampararme en la religión. Prefiero citar estrictamente las fuentes.

    Los defensores de esta ideología, han sido muy astutos en desviar la discusión hacia un enfoque de normas que persiguen la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, la no violencia y la no discriminación hacia homosexuales o lesbianas, temas en los que estoy de acuerdo como la mayoría del Perú.

    ¿Qué dice la Real Academia Española (RAE) y Wikipedia?

    La RAE, institución que regula el uso del idioma, indica en su Diccionario Panhispánico de dudas, que los seres vivos tienen sexo y no género. Considera “inadmisible” que se emplee la palabra género “como sinónimo de sexo” y que “para las expresiones de discriminación de género y violencia de género existen alternativas como discriminación o violencia por razón de sexo.

    Por su parte, Wikipedia, la enciclopedia del siglo XXI define así cuando uno busca “Ideología de género”: “Es la denominación de un campo interdisciplinario centrado en el estudio académico de diversos temas relacionados al género como categoría central…la filósofa feminista Simone de Beauvoir, propone el uso del término «género» para referirse a las construcciones sociales y culturales sobre la masculinidad y la feminidad, no al estatus purista de ser hombre o mujer.

    …El género está definido socialmente, por lo que la comprensión de la masculinidad y feminidad evoluciona durante el curso de la vida. Por tanto, esos significados variarán de acuerdo con la cultura, la comunidad, la familia, las relaciones interpersonales…”

    ¿Qué dice el currículo nacional?

    En la página 16, dice textualmente: “La Igualdad de Género se refiere a la igual valoración de los diferentes comportamientos, aspiraciones y necesidades de mujeres y varones…Si bien aquello que consideramos “femenino” o “masculino” se basa en una diferencia biológica-sexual, estas son nociones que vamos construyendo día a día, en nuestras interacciones.

    Luego, en la página 30 dice, “El estudiante…Vive su sexualidad de manera plena y responsable:

    toma conciencia de sí mismo como hombre o mujer, a partir del desarrollo de su imagen corporal, de su identidad sexual y de género.”

    ¿Qué dicen algunos diarios?

    El 23 de Enero se publicó una encuesta según la cual el 93% de encuestados afirmó estar de acuerdo con la “igualdad de género”. La pregunta textual fue: ¿El Minedu debería … promover un enfoque de igualdad de género, es decir que los niños y niñas tengan los mismos derechos, deberes y oportunidades?

    Recientemente he visto videos y entrevistas de una alta funcionaria del Ministerio de Educación en la que declara (seguramente con buena intención pero mal asesorada) que “NO EXISTE LA IDEOLOGIA DE GENERO en el currículo, sino siete enfoques transversales y uno es la igualdad de género. ..Esos son mitos, creencias de grupos religiosos o de otra índole…Una encuesta mostró que el 93% de la población no tiene dificultad para entender  que en el currículo no existe ideología alguna.”

    Breve análisis: ¿De qué hablamos cuando nos referimos a género?

    De acuerdo a las fuentes citadas, queda claro que la redacción del currículo nacional es confusa, justamente para introducir conceptos como género que es DISTINTO a sexo, y que aparentemente tengan como fin la igualdad entre hombres y mujeres. Lo curioso es que esto coincide con el sistema utilizado en otros países para introducir la ideología de género.

    Sería bueno, llamar a las cosas por su nombre, si el objetivo es que hombres y mujeres tengan un trato igualitario, sugiero cambiar la palabra género por sexo en todo el currículo.

    Esto es muy importante porque los defensores de la ideología de género, entienden el sexo biológico como un dato originario que se puede modificar, según la elección del “género” al que se quiere pertenecer y que puede realizarse a cualquier edad. Sostienen que no debe limitarse a las dos sexualidades biológicas universalmente reconocidas (masculino y femenino), sino que puede adecuarse a los 56 distintos matices de género descubiertos hasta hoy: hombre, mujer, homosexual, lesbiana, bisexual, intersexual, bigénero, asexual, pangénero, pansexual, y 46 géneros más. Si el niño “construye su identidad de género”, pero el DNI habla de sexo, ¿Cómo podemos enseñarles todo esto sin generar confusión, si a nosotros los mayores, nos la genera? ¿Por qué se empeñan en incluir “género”?

    Sustentan también que la familia natural formada por padre, madre e hijos es sólo un estereotipo cultural basado en la opresiva acción del hombre sobre la mujer. Por consiguiente, si aflora el concepto de género, se hunde el esquema masculino-femenino, por lo que se hunde también la idea “estereotipada” de la familia. Esto hace que emerja el matrimonio gay. La familia nuclear siempre estará conformada por padre, madre e hijos, porque es la única fecunda (salvo en los casos en que no hayan hijos por distintas razones). Esto no implica que con el paso del tiempo la familia cambia por muerte o desaparición de alguno de sus miembros o incorporación de otros, como es habitual pero eso no cambia nada el origen.

    Voy atando cabos y voy descubriendo una lógica atrás de esta simple inclusión de la palabra “género” en el currículo escolar, el canal perfecto para ir sembrando estos conceptos, a los oyentes indefensos que no tienen edad para discernir estos temas.

    La feminista Shulamith Firestone considera que el hombre y la mujer adultos son construcciones sociales; que en realidad el ser humano nace sexualmente neutral y que luego, al socializar, es socializado en hombre o mujer o cualquier otro género.

    Conclusión

    Aclaro que no estoy en contra de los homosexuales, tengo muy buenos amigos que lo son, los respeto y los quiero. No busco atacar personas sino defender argumentos. Cuando separas a la persona del problema, ambos pueden hacer equipo y atacar el problema juntos. El currículo tiene temas muy buenos pero estoy en contra del mensaje de “género” porque considero (y así lo he sustentado) que es confuso, y dice medias verdades.

    Nacer niño o niña es un hecho, construirse una “identidad de género” es una excepción opinable. Imponer excepciones como si fueran normas, daña la libertad de la mayoría.

    Sin embargo, los defensores de esta ideología van avanzando. Pareciera, como decía T. Eliot, que el mundo avanza hacia atrás, progresivamente. Ante ello, nos quedan dos alternativas:

    1.    Quedarnos en nuestra zona de confort, esperando que otros reclamen, ya sea porque nos da flojera, o no tenemos tiempo para leer de que se trata el currículo o no queremos que nos tilden de retrógrados, cucufatos o ignorantes.

    2.    Contestar a quienes nos quieren vender esta ideología, defender nuestros principios y proteger a los niños de que les enseñen conceptos que tienen una intencionalidad que no compartimos.

    Yo ya elegí.  Tengo un hijo en edad escolar y quiero que el mundo que construya para él esté fundado en la verdad, no en medias verdades. Parafraseando a Antonio Machado “¿Tú verdad, mi verdad? NO, la verdad; y ven conmigo a buscarla.”

    p.d. Copio el comentario de una amiga que trabajó en el gobierno: “Creo que antes de introducir conceptos teóricos tan difíciles de asimilar por los niños, el currículo escolar debería encontrar formas efectivas de generar un ambiente de respeto por aquellos que piensan, sienten o lucen diferente en las aulas escolares, así podrán luchar contra el bullying que tanto sufrimiento acarrea a los niños, desbaratando sus sueños y anhelos.”

    No hay comentarios

    Deja un comentario

    Tu email no será publicado. Todos los campos con (*) son obligatorios.

Volver

Testimonios

“La experiencia en el PAD ha sido muy gratificante y enriquecedora, no solo por la variedad e importancia de los casos tratados, sino por la […]

Ana María Gubbins Llona Gerente General AD 2011