Sin gobernabilidad no hay país viable

    Fabiola Morales Castillo
    Directora de Comunicación Corporativa
    Publicado en el diario Expreso el 17 de setiembre de 2017

    El Presidente del Consejo de Ministros (PCM), hizo “cuestión de confianza” de la eventual censura del Congreso de la República, a la Ministra de Educación, después de haberla interpelado el 8 del presente, a causa de la prolongada huelga magisterial.

    Si bien la Constitución del Perú, en su artículo 133, avala su decisión, ésta no es políticamente correcta, desde ningún punto de vista lógico y racional. Porque empuja al país al borde de un abismo de ingobernabilidad que no ha tenido en muchas décadas y que, además, puede ser un caldo de cultivo para que cualquier grupo extremista aproveche, de mala manera, la situación.

    ¿Creía el Ejecutivo que el Parlamento se iba a quedar de brazos cruzados? De ninguna manera, como todos suponíamos. El gabinete Zavala perdió la confianza y ahora el Presidente Pedro Pablo Kuzcynski, tiene que renovar a todos sus ministros.

    Cuando la ciudadanía percibe a este gobierno como tecnócrata y no como político, lo que quiere decir es que decisiones políticas como ésta, tomada por el Presidente de la República y el PCM, responden más al hígado, o a cualquier otra víscera inflamada; pero no a una acción pensada y valorada a la luz de todas sus consecuencias políticos, sociales y económicos que podrían acarrear para el Perú y sus habitantes.

    El gobierno tecnócrata, difícilmente tiene visión de contexto, sobre todo, visión de mediano y largo plazo. Sus decisiones se basan más en las consecuencias inmediatas que le afectan a él y a su entorno, pero no mira más allá. Actúa sin medir, sin tener en cuenta la opinión de la ciudadanía y menos la necesidad urgente del país por construir UNIDAD, ya que en ello consiste nuestra fortaleza.

    Un gobierno estadista, político (no politiquero), que llega a la Presidencia de una nación, gobierna para todos, una vez llegado al poder. Nadie le va a pedir que renuncie a su propia visión de país y a su plan de gobierno, pero su obligación es tender PUENTES y construir consensos. Explicar sus decisiones, cotejarlas con los demás y procurar la PAZ y UNIDAD.

    El reto de este gobierno, a diferencia de los que tenían una bancada respetable, es CONSENSUAR y para conseguirlo tiene que escuchar, dialogar y llegar a mínimos acuerdos. Con la oposición fujimorista, comparten visiones de país muy cercanas. ¿Por qué no ponerse de acurdo en algunos temas básicos que apuesten por el desarrollo?

    La situación política actual, es muy peligrosa. Pone al Perú en una situación de tal fragilidad, que cualquier cosa podría pasar. Por eso es urgente desenmascarar a esas “manos negras” que buscan cerrar el Congreso o tumbar al Presidente, apostando por un gabinete de UNIDAD.

    Dios ilumnine a quienes tienen, en estos momentos, la responsabilidad de decidir.

    No hay comentarios

    Deja un comentario

    Tu email no será publicado. Todos los campos con (*) son obligatorios.

Volver

Testimonios

“La maestría me ayudó mucho a poder elaborar un business plan completo, que tomara en cuenta desde un buen planteamiento de la idea de negocio […]

Lucia Ferrand Hoefken Gerente General MBA FT 2009