Estamos en el punto exacto para generar una relación

Miguel Ferré
Profesor Ordinario del Área de Control Directivo y Dirección General
Publicado en Revista Petróleo, Gas & Negocios en julio del 2013

¿Cómo nace la idea de crear una asociación como Tendiendo Puentes?

Como su nombre lo dice, tendiendo puentes entre empresas, Estado y comunidades. Una de las razones que motivaron su fundación fue la necesidad de entender las causas de los conflictos sociales entre estos tres actores, lo que permite proponer soluciones razonables entre todos. De esta maneras crearemos lazos de confianza, para que se puedan llevar a cabo proyectos de desarrollo que promocionen riqueza y permitan atender las necesidades básicas en cada región.
La gente que no conoce bien nuestro trabajo, duda de nuestra labor y ven como una aventura nuestro empeño. Quienes nos conocen saben bien de nuestro desempeño lo cual los anima a participar.
No defendemos a empresas, comunidades ni Estado, estamos en el punto exacto para generar una relación. Empezamos desde cero, muchas personas nos decían que planteáramos bien nuestras metas y objetivos.
Para poder realizar esto se debe tener clara la base de fondo: todos somos iguales y dignos de respeto, este es un tema fundamental. La única base para que haya confianza es decir la verdad. Este es el motivo por el cual no funcionan algunas mesas de diálogo.

¿Por qué empezaron por atender las urgencias en la selva?

En lo personal el “baguazo” fue un acontecimiento repulsivo para el país, un hecho doloroso y desconocido aún para muchos peruanos. Por ese entonces, nadie sabía que estaba pasando en esa zona, las relaciones entre las comunidades y el Estado y la Empresa privada, no eran las indicadas.
Por esta razón nuestra institución viene tomando en cuenta casos reales generados por empresas y comunidades.
Buscamos el problema de fondo para que este tipo de incidentes no vuelvan a ocurrir en el futuro.

¿Cuántos Foros se vienen realizando? ¿Qué temas trataron en el último encuentro realizado en la selva?

Este fue el cuarto Foro Taller “Propuestas inclusivas de desarrollo para la zona de Bagua y Condorcanqui: negocios con comunidades nativas”. Sin embargo fue la primera vez que se realizó de manera descentralizada -en la localidad de Santa María de Nieva, capital de la provincia de Condorcanqui-Bagua (Amazonas).
Habiendo un precedente en la zona, empezamos a tener relación directa con indígenas del lugar. En los anteriores Foros hicimos familiaridad con gente de las comunidades de la selva central y bajo Urubamba. Lo mismo se logró en los anteriores Foros realizados en Lima (instalaciones del PAD) congregando a representantes indígenas de diversas localidades de Amazonas. Un ejemplo de conflicto social es el producido en la comunidad de Achuar, la cual no quiere que se opere el Lote 64 (ex concesión de Talismán). Sin embargo, hoy en día no se puede esperar otra cosa, después de las experiencias que hay por la contaminación.

¿Cuál es la labor que realizan con el Estado?

Al referirnos al Estado, hablamos básicamente del gobierno central y gobiernos regionales; buscamos a los más indicados dentro de la administración pública para conversar sobre un tema tan inclusivo como es el relacionamiento de comunidades indígenas.
En el último foro que realizamos, se invitó a la ministra de Inclusión Social, Carolina Trivelli, ella aceptó la invitación pero por motivos de agenda no pudo ir, sin embargo envió a un grupo de funcionarios conocedores del tema.
Por otro lado, el estado tiene el programa “Beca 18” que otorgará becas estudiantiles a miles de jóvenes en todo el país, nosotros conseguimos que un representante se acerque al foro que realizamos. La persona asignada se quedó contenta porque llegó a un tipo de gente que normalmente no llega, están mucho más allá, como a muchas capas de inclusión.
De igual modo, tuvimos a un especialista del Servicio Nacional de Salud (Senasa) quien constató la existencia de una peste que viene eliminando gran cantidad de aves de corral. No se tenía idea de esta enfermedad, por lo cual se comenzó a elaborar un plan de vacunación para contrarrestar la extraña eventualidad.
Estamos buscando otras instituciones del Estado que tengan este enfoque para los foros a futuro.

¿Cómo han recibido esta iniciativa las comunidades nativas?

Hay dos grupos importantes de entre los nativos: los mayores y jóvenes. Percibimos que los jóvenes (de 30 a 40 años) son quienes tienen mayor expectativa de diálogo con nosotros.
Debe ser por su acceso a mayor información y uso de diversas herramientas informativas lo que les permite tener un mejor enfoque del tema.
Por otro lado, los indígenas de mayor edad (50 a 70 años) son negativos ante diversas opiniones o propuestas. Pueden tener buenas decisiones pero por su edad, desconocen ciertos métodos y parámetros utilizados en la actualidad.
Muchos de ellos son personas muy preparadas. Con nosotros, en Tendiendo Puentes, trabaja un muchacho de procedencia aguaruna.


¿Qué acuerdos o propuestas se sostuvieron en los Foros?

Este es un proceso de acercamiento. En un inicio, observamos que, con los pocos empresarios que asistieron, los indígenas que llegaron a Lima, estando aún con ausencia del Estado, mantuvimos bastante distancia en acuerdos. En el segundo foro, fueron acercándose más personas y conversamos de temas más centrales.
Así, en la tercera edición, hubo una mayor concurrencia de empresarios quienes se han interesado cada vez más. Sin embargo, hay muchos temas que resolver. Por ahora, tenemos un tema sobre oro en la zona de Amazonas. En los ríos existe una importante cantidad de este metal.
Todavía no hay trabajos de explotación, los mineros formales no entran porque las comunidades no los dejan operar en esa zona. Estamos conversando con las autoridades y comunidades cercanas. En poco tiempo ¿quiénes empezarán a operar en ese espacio? Los mineros informales. Si bien todavía no han ingresado, he presenciado varias dragas en la Cuenca del Marañón, río Santiago y en la zona del Cenepa. Es un enorme riesgo. R E S P O N S A B I L I D A D
Hay una empresa interesada en explorar la zona, las comunidades aledañas están evaluando el protocolo de acercamiento. El proceso será lento, pero no podemos poner plazos, así se van dando pasos largos.
Además queremos saber que las comunidades nos informen que están dispuestas a trabajar en conjunto con los empresarios, parte de los terrenos en sus comunidades. En Ucayali, por ejemplo, hay una comunidad que cuenta con 20 mil hectáreas. Mediante una asamblea decidieron que de las 20 mil hectáreas, 10 mil sean estudiadas y puestas a disposición de una empresa que está trabajando en la localidad. Además, la comunidad participaría del proyecto, ya sea en plazas laborales, actividades u otros objetivos. Quienes deben de dar el primer paso con las empresas. Así obtienen la tan esperada Licencia Social desde antes de iniciar el proyecto, un voto de confianza.

Hablar sobre conflictos y contaminación son temas delicados más aún en zonas donde hay precedentes de estos ¿Cómo sostienen estos temas con las empresas y comunidades?

Tratamos que los empresarios se informen de las potenciales explotaciones de recursos en la zona. El problema está en las empresas que van a extraer los recursos, algunas no dan nada a cambio, inclusive, contaminan el ambiente.
Las comunidades quieren un desarrollo pero libre de contaminación y enfermedades. La historia que se vivió genera negaciones. En varios de los casos, la intolerancia de los indígenas puede ser razonable, pero hay que salir de ese estigma para generar progreso. Los nativos se han dado cuenta que tienen poder, pero siguen igual de pobres. Escuchamos sus propuestas, vemos que forma de relacionamiento pueden tener con las empresas. Ellos saben que pueden traerse abajo cualquier proyecto u empresa de gran envergadura.

El rol de mediador y planeamiento de infraestructura debería realizarlo el Estado…

Sí. Este último y cuarto foro lo desarrollamos con el presidente regional de Amazonas, José Arista. Hay cosas que no deben ser realizadas sólo por el gobierno. Un ejemplo de unión de tres fuerzas: empresa privada, estado y comunidades, se efectuó con la construcción de la carretera Churín – Oyón, en la provincia de Oyón, en Lima. Se invirtieron alrededor de US$ 800 millones.
Hoy en día, el hombre y la empresa, están direccionados a diseñados para solucionar problemas.

¿Quiénes son los socios que conforman la Asociación Tendiendo Puentes?

Entre los socios que conformamos la asociación se encuentran: Sandy Cáceres, gerente general; los socios: Hugo Alegre, Marita Guzmán, Carlos Miranda, Ricardo Morel, Carlos Samamé, Polo Suárez, Alexandra Alcázar y Shuar Velásquez.
Hay algunas otras personas que no son socios pero que colaboran con nosotros.
En el caso de Roberto Nesta, gerente general de Fima, no tenía ningún interés en concreto pero como buen peruano quiso presenciar cómo funciona la iniciativa no convencional Tendiendo Puentes, convirtiéndose en uno de los difusores en este tema.
También hay empresarios agrícolas, uno de ellos se interesó en el trabajo a largo plazo en esta zona. Le interesa mucho la selva porque proyecta que en unos 20 años –a consecuencia del cambio climático- en esta región no faltará el agua porque hay agua, su visión se va propagando entre los empresarios.

Frente a las últimas instancias del gobierno por acelerar el desarrollo de los permisos sociales y ambientales que están generando desaceleración de la inversión en el país ¿Qué opina sobre el proceso de Consulta Previa?

Es una buena medida por la que ha optado. Los indígenas aplauden el proceso, y es que por fin el Estado los reconocerá, los respetarán por su procedencia. Sobre el ex Lote 1-AB se sostuvieron muchas negaciones. Se deberían, primero, remediar los problemas ambientales en ese lugar y luego conversar con las comunidades. A D S O C I A L
No puedo ser juez, pero pongámonos en el lugar de los nativos. Al tener una cocha llena de petróleo, y luego saber sus opiniones respecto a la actividad petrolera, ¿qué respuesta podremos escuchar? nadie estará a favor de la actividad extractiva hasta que primero se solucionen los problemas ambientales. Tal vez –en algunos casos- sea imposible extraer el crudo de la zona deteriorada pero podrá remediarse de alguna forma. Visitamos un proyecto extractivo parado desde hace varios años. Entrevistamos a los comuneros de la zona que no querían el proyecto, ellos opinaban que querían extender la frontera agrícola y pero no hablaban de minería. De lo que si se pronuncian, es del apoyo que deben recibir antes de hablarles de un proyecto, esta es una manera de generarles confianza.
Hay que hablarles las cosas de manera transparente. Los empresarios deben pensar más en la gente.

¿Qué proyecciones hay de un quinto foro? ¿Podría realizarse en la sierra?

Claro. Podemos realizarlo en todo el país. Esperamos congregar un nuevo foro en Lima para el mes de septiembre. Recibiríamos a la gente de distintas partes de la selva. Nuestra idea es que, si nuestra asociación camina bien y contamos las experiencias y propuestas, es probable que surjan otras asociaciones desde el interior del país, e igual que nosotros, los llamen para participar en sus foros.

¿Hay nuevos proyectos para la asociación durante este año?

Queremos realizar desayunos empresariales con grupos de empresarios para explicarles el planeamiento del Foro.
Estamos comprometidos a guiar a las empresas interesadas en participar y los guiamos en el desarrollo de los diversos temas tratados.
Somos una asociación sin fines de lucro. Pagamos a la gente que trabaja con nosotros (administrativos, investigadores) que no son grandes sumas de dinero. Hay personas con gran potencial en los temas que cuentan con tiempo y vienen ad honorem, creando una buena labor y desarrollando sus potenciales.

Volver

Testimonios

“Los participantes del PAD son personas y futuros directivos que entienden que la formación y realización de las empresas –entendidas como un conjunto de personas […]

Eduardo Gonzales-Prada Jefe de Producto Online MBA FT 2008